Bótox: la toxina de la eterna juventud

Es muy probable que al escuchar la palabra “Bótox”, lo primero que se nos venga a la mente sean inyecciones y rostros estirados. Pero ¿realmente se limita solo a esto? Anímate a conocer grandes aspectos de esta famosa sustancia.

¿Qué es el Bótox?

Es importante saber que el Bótox es una marca comercial muy famosa, por no decir que se considera la más conocida a nivel mundial. La Toxina Botulínica Tipo A es en realidad la estrella del show. A pesar de estar elaborado a partir de una bacteria letal que funciona como agente de intoxicación y envenenamiento, su uso en aspectos clínicos y estéticos ha sido de gran utilidad.

La capacidad que posee la Toxina Botulínica de generar parálisis muscular hizo del Bótox, desde hace varios años atrás, el producto perfecto para las personas que desean borrar líneas de expresión y arrugas de su rostro. Su uso no se limita solo a este tipo de procedimientos estéticos, pues también es muy útil en el tratamiento de otros males tales como:

Estrabismocondición que impide la alineación de los ejes oculares con un objetivo fijo. El procedimiento consiste en inyectar en partes específicas del ojo una dosis de la toxina.

 

Migrañafuertes dolores de cabeza que pueden estar acompañados de náuseas y vómitos. Los especialistas aplican la toxina de manera intramuscular con poca profundidad en varios puntos de la cabeza, incluyendo la frente y sienes.

 

Hiperhidrosisdesorden de sudoración en diferentes partes del cuerpo, sobretodo en pies y manos. La Toxina Botulínica funciona como inhibidor de las señales químicas transmitidas por los nervios en el proceso de sudoración.

 

Distoníatrastorno que causa espasmos musculares que pueden ser dolorosos. El Bótox actúa como relajante de las contracciones involuntarias donde se administra.

Efectos del Bótox en nuestro organismo. ¿Cómo se descubrió su función estética?

Experimentos llevados a cabo a partir del año 1950, lograron dar a conocer que la toxina en cuestión, permitía tratar diversos desordenes musculares debido al efecto de relajación que ejercía sobre los músculos. La Toxina Botulínica, antes de ser famosa por sus resultados estéticos, en un principio fue utilizada para tratar problemas oftalmológicos.

La Dra. Jean Carruthers mientras atendía las contracciones involuntarias del párpado (blefaroespasmo) de una de sus pacientes, observó que al mismo tiempo que corregía la enfermedad, la sustancia hacía desaparecer las arrugas del entrecejo así como las indeseadas “patas de gallo” de su rostro. Este descubrimiento se llevó a cabo hace un poco más de 30 años. El Bótox no corrige problemas de flacidez, pigmentación ni arrugas causadas por el exceso de sol.

La Toxina Botulínica se encarga de bloquear diversos efectos producidos por la Acetilcolina, que es una sustancia que actúa como un importante neurotransmisor de los impulsos nerviosos en el organismo. Al inhibir el proceso que se desarrolla en las terminaciones nerviosas, impide las contracciones de los músculos, causantes de la aparición de las arrugas.

La Acetilcolina cumple diferentes funciones que interactúan con el comportamiento muscular, entre ellas:

El control motor: actúa en el movimiento voluntario de los músculos.

 

Actividad del sistema nervioso: funciona como el componente principal en la activación o desactivación de la respuesta a un estímulo en el cuerpo. Ejemplo, la disminución de la frecuencia cardíaca.

 

Percepción del dolor: influye en la intensidad y sensación del dolor.

¿Qué tan frecuente puedes utilizar Bótox? Tiempo estimado de duración en el organismo

Los efectos de la Toxina Botulínica o Bótox suelen mantenerse entre cuatro y seis meses. Cuando se toma la decisión de suavizar líneas de expresión poco agradables presentes en nuestro rostro, mediante la aplicación de esta sustancia, basta con realizarnos una única sesión en la que el especialista tratará lo puntos indicados. Luego, entre el tercer y séptimo día del procedimiento podrás observar notables cambios en tu aspecto.

El doctor Pierre Nicolau indica que la dosis recomendada de la toxina para este tipo de procedimientos estéticos es dos veces por cada año. De esta manera evitamos que nuestro organismo la rechace y anule su efecto. El Bótox funciona a largo plazo pues con el pasar del tiempo, irá suavizando y evitando que los músculos se contraigan drásticamente.

¿A partir de qué edad se recomienda el uso de Bótox?

Las arrugas y marcadas líneas de expresión suelen ser una de las complicaciones más frecuentes cuando entramos en ciertas edades. Quizá para unas personas este hecho es mucho más alarmante que para otras. A pesar de que no podemos evitar su aparición, pues nuestro cuerpo no se hace más joven con el pasar del tiempo, tratamientos como el Bótox ayudan a muchos a sentirse mejor con su físico.

La aparición de las arrugas va a depender del estilo de vida y cuidado de cada persona. Muchas veces la genética juega un papel importante en este aspecto. Es normal que las primeras líneas de expresión aparezcan debido a los gestos ocasionados por la risa, el enojo e incluso el habla. Lo común es que a partir de los treinta años se comiencen a observar de manera más evidente. En promedio las personas comienzan a utilizar Bótox cerca de esta edad.

Es muy habitual que los interesados en obtener los beneficios que ofrece esta toxina, acudan al especialista una vez que comienzan a notar la aparición de arrugas o líneas de expresión. Lo recomendable sería no comenzar a inyectar sustancias en nuestro rostro a una edad muy temprana, pues podríamos llegar a perder nuestro aspecto juvenil y relajado de manera mucho más rápida.

¿Quiénes están autorizados a introducir Bótox en nuestro organismo? ¿Puedo aplicarlo por mi cuenta?

Es fundamental que sea un médico especialista quien lleve a cabo el procedimiento, en una clínica o centro de medicina acreditado. Bajo ninguna circunstancia debemos colocar nuestra salud en riesgo.

Debido a la popularidad que ha ganado el Bótox a través del tiempo, así como muchas otras técnicas estéticas, gran cantidad de personas que aún sin tener algún tipo de certificación, llevan a cabo prácticas que pueden resultar muy negativas para el organismo. Lo delicado del asunto es que algunas veces los pacientes permiten que, esta clase de individuos, ocasionen daños severos en su cuerpo.

El incorrecto uso del Bótox puede ocasionar expresiones aún menos deseadas que al principio, pues si la persona que lo aplica no conoce la técnica adecuada, puede dañar tus nervios faciales. Aunque las inyecciones de Bótox no suelen ser dolorosas, su uso indebido podría desencadenar excesivas molestias y moretones en la piel, pérdida de peso, debilidad muscular, problemas respiratorios, asimetrías faciales e incluso la muerte.

Por lo tanto si decides elegir la Toxina Botulínica como alternativa de belleza ¡no dudes en consultar a un profesional siempre!

El embarazo y el Bótox

Este es un tema del cual se tiene poco conocimiento. Existen experimentos relacionados con el Bótox y el embarazo, pero que solo han sido realizados en animales como ratas y conejos. Estos terminaron en abortos espontáneos, poco desarrollo de los huesos y malformaciones graves.

El incorrecto uso del Bótox puede ocasionar expresiones aún menos deseadas que al principio, pues si la persona que lo aplica no conoce la técnica adecuada, puede dañar tus nervios faciales. Aunque las inyecciones de Bótox no suelen ser dolorosas, su uso indebido podría desencadenar excesivas molestias y moretones en la piel, pérdida de peso, debilidad muscular, problemas respiratorios, asimetrías faciales e incluso la muerte.

Quiero eliminar el Bótox de mi cuerpo ¿qué debo hacer?

Recordemos que el efecto de la Toxina Botulínica suele durar entre cuatro a seis meses. Luego de ese lapso de tiempo el resultado inicial comienza a desaparecer. Si el procedimiento se lleva a cabo por un profesional experto en la materia, el riesgo de sufrir parálisis facial o tener una expresión artificial desaparece.

Hasta ahora no hay una manera específica de eliminar el Bótox de inmediato del organismo. Lo ideal es dejar que pase el tiempo y se desvanezca por su propia cuenta. Nuestro cuerpo se encargará de hacerlo.

Las complicaciones siempre pueden estar presentes, de esto no hay duda. Los efectos secundarios suelen ser pasajeros en aquellos pacientes que recibieron un tratamiento adecuado. La aplicación de Ácido Hialurónico sirve para devolver el volumen natural de los pómulos cuando estos son los afectados.

¡Actividades que debes evitar si estás utilizando Bótox!

Aunque luego de una sesión no suele haber complicaciones mayores y las personas pueden irse a su casa después de transcurrir unos minutos,  lo más probable es que el médico tratante le recomiende no acostarse durante cinco horas después de la aplicación de Bótox. De igual manera debes evitar masajear las zonas donde lo inyectaron, así como realizar una actividad que requiera de gran esfuerzo físico por las próximas veinticuatro horas.

El especialista debe proporcionar las indicaciones correctas para cuidar la zona tratada, incluyendo la disminución de moretones o el enrojecimiento de la misma.

Si te gusta celebrar con tus amigos cercanos, echarte unos tragos y salir de fiesta, debes evitar el alcohol por lo menos dos semanas antes de recibir la dosis de Bótox. El efecto inflamatorio de las bebidas alcohólicas podría empeorar los efectos secundarios. Debido a que luego del procedimiento puedes experimentar mareos, al igual que sensación de somnolencia y debilidad en el cuerpo, ingerir alcohol hará mucho peor la situación.

Del mismo modo que el alcohol, los medicamentos anti-inflamatorios podrían desencadenar efectos poco deseados luego de la aplicación de la toxina. Es recomendable evitar hacer gestos muy marcados, como fruncir el ceño, durante el post-tratamiento, al igual que ir a la piscina o sauna e incluso lavarse el cabello con la cabeza hacia abajo.

El Bótox y la adicción por la perfección estética

Está comprobado que para los seres vivientes cualquier actividad que se practique o consuma en exceso, suele ser nocivo para la salud. A pesar de que el Bótox se utiliza para ayudar a mejorar problemas de salud que afectan la calidad de vida de muchas personas, su mayor uso se centra en aquellos que desean tener una especie de belleza y juventud que perdure en el tiempo.

Al igual que pasa con las drogas, los procedimientos cosméticos pueden ser adictivos, ocasionando en quienes se obsesionan con su imagen, problemas graves con resultados bastante desagradables para el ojo humano. En lugar de mejorar su aspecto sucede todo lo contrario y en la actualidad hay muchas pruebas vivientes de esto.

El hecho aplica tanto para hombres como para mujeres. La adicción a sustancias como el Bótox en conjunto con procedimientos quirúrgicos, no distingue género ni edad. No es una sustancia de naturaleza adictiva, el problema radica en conflictos propios del ser humano con su imagen acompañado de factores psicológicos.

No tiene nada de malo o perjudicial querer mejorar nuestra apariencia física por nuestro propio deseo. Ahora, cuando la decisión viene presidida de las presiones sociales a las que nos enfrentamos diariamente, con el tiempo podría convertirse en una arma de doble filo y terminar destruyendo nuestra autoestima.

¿La aplicación de Bótox es un procedimiento costoso?

Esto va a depender de la región donde te encuentres. De igual manera la cantidad de sesiones a las que te sometas pueden modificar significativamente el costo final del tratamiento. El factor costo puede marcar la diferencia entre un procedimiento exitoso o fallido.

Cuando se planea usar Bótox, conseguir un especialista que te ofrezca llamativos descuentos puede no resultar una grandiosa idea, pues debes tener en cuenta que el tratamiento con Toxina Botulínica Tipo A suele ser un procedimiento por el que deberás pagar una buena suma de dinero, sin importar el país en el que te encuentres.

Tratamiento con Botox en Granada

En nuestra Clínica en Granada ofrecemos tratamientos de rejuvenecimiento y revitalización facial mediante botox. Gracias a él podremos reducir las arrugas de expresión, revitalizaremos la mirada y devolveremos luminosidad y belleza a tu rostro. Si estás interesada en un tratamiento de Botox en Granada no dudes en ponerte en contacto con nosotros, analizaremos tu caso y te ofreceremos el tratamiento con botox ideal para ti.

 

En Clínica Cocoon realizamos los tratamientos de Botox en Granada con la Dra. María José Sáez, Licenciada en Medicina y Cirugía por La Universidad de Granada 1985. Acreditada por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Granada, por su amplia formación en Medicina Estética. Socia Fundadora y secretaria de la Asociación de Medicina Estética de Granada (AMEG).
Diagnóstico y primera consulta gratuita
Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita médica gratuita

Acepto la política de privacidad

Tratamiento botox en Clínica Cocoon
Camino de Ronda, 95, 18003 Granada
Tlf. 958 521 238

Clínica Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en Granada Cocoon Imagen