Abdominoplastia Jaén

Consigue un abdomen más plano y más firme.
La abdominoplastia o dermolipectomía abdominal es la cirugía que corrige en un mismo tiempo el exceso de grasa abdominal, la flaccidez, estrías y excedente cutáneo y la relajación de los músculos. Estas situaciones suelen estar causadas por los embarazos, pero también pueden ser consecuencia de los cambios ponderales (habitual tras importantes pérdidas de peso) o simplemente por los simples cambios de la edad, que condicionan el acúmulo de grasa en abdomen y la relajación muscular. Con esta cirugía se tratan, en una misma sesión, estos tres problemas, logrando un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. En la misma intervención se reparan los problemas de la pared muscular, como las diástasis de rectos o las hernias umbilicales y epigástricas, si estuvieran presentes.

Cirugía de Abdominoplastia en Jaén

La abdominoplastia en Jaén está indicada en pacientes que aúnen relajación muscular y exceso de piel. En pacientes que presenten importantes acúmulos de grasa, si tienen mal tono cutáneo (y más aún si sus músculos están distendidos) una liposucción aislada, sin tensado cutáneo posterior, puede agravar el problema al dejar mayor excedente cutáneo y flaccidez.

 

Es importante para los pacientes conocer que el resultado puede comprometerse si hay un nuevo embarazo o si aumentan mucho su peso, por ello sólo debe hacerse en mujeres que tengan claro que no desean más embarazos o en general si se comprometen, como en cualquier cirugía del contorno corporal, a mantener el peso y la forma física. Pero es cierto que, en el caso de las abdominoplastias, el resultado se mantendrá muy bien si no se coge mucho peso, y aún así tal vez con una liposucción adicional podría bastar. Eso sí, un nuevo embarazo sí desbarataría todo el resultado.

 

Sin embargo, usted deberá saber perfectamente los pros y contras de la cirugía y deberán explicarle también todas las complicaciones que esto puede conllevar. Es muy importante que los implantes sean de un gel de silicona cohesivo, que garantiza que, en caso de rotura del mismo, el gel no se desparrame o disperse. Un implante con silicona cohesiva sólo se recambia si existe una rorura del mismo, confirmada siempre con pruebas radiológicas. Hay implantes muy diferentes, redondos o anatómcos, diferentes grados de cohesividad, diferencias en altura, proyección. Su cirujano le recomendará el más adecuado para usted.

La operación de abdominoplastia

El primer paso de esta cirugía suele ser una liposucción del abdomen superior y costados o flancos, así como de la región pubiana si se precisara. A continuación se realiza el despegamiento de la piel y grasa abdominales, desde una incisión transversal suprapúbica que se prolonga a los lados, hacia las crestas ilíacas, en mayor o menor extensión según el exceso cutáneo del paciente. La disección será siempre superficial al plano muscular, sin entrar nunca en la cavidad abdominal. Habitualmente hay que despegar hasta el reborde de las costillas para así poder trabajar después el plano muscular.

 

Una vez realizada la disección, se realiza el tratamiento de la pared muscular, es decir, la corrección de las diástasis de los músculos rectos, la reparación de las hernias si las hubiere, y la plicatura o sutura reforzada, en doble plano, en la línea media abdominal, de la aponeurosis de los músculos, para hacer una especie de faja interna con ellos, devolviéndoles la función que han perdido al distenderse, habitualmente tras los embarazos. Este tratamiento es el que hace que se vea el abdomen fuerte y plano, y una cintura más estrecha.

 

El último paso es el tratamiento del exceso de piel. Una vez tensados los músculos, la piel despegada se baja como un telón, en dirección vertical, y, bajo tensión moderada, se reseca el sobrante. Habitualmente se suele resecar toda la piel y grasa que se extiende desde la incisión suprapúbica hasta el ombligo, pero es importante que el cierre no tenga mucha tensión para evitar problemas.

 

¿Y el ombligo? El ombligo, durante la disección, se independiza del resto haciendo una incisión circular a su alrededor, de unos 2 cm, de forma que queda conectado a la pared abdominal por su pedículo, el resto del cordón umbilical. Cuando se reparan los músculos y se tensa la piel, se hace una pequeña incisión, en estrella, triangular o lineal, en el punto donde debería salir el ombligo, a una distancia medida previa a la cirugía. Suele asociarse un acortamiento o plicatura del pedículo umbilical para dejarlo bien profundo así como un desgrasado alrededor a fin de que quede en una bonita posición, hundida y bien definida, con poca grasa alrededor y sobre una piel bien estirada.

 

Previo al cierre se dejan unos drenajes aspirativos, que se mantienen de 5 a 10 días, según el caso. Es imprescindible el uso de una faja de presoterapia, de 1,5 a 2 meses.

 

La cirugía puede durar de 2 a 4 horas, según el caso, sobre todo de la mayor o menor necesidad de liposucción, del estado de la pared muscular y de las dimensiones del abdomen o del exceso cutáneo.

El postoperatorio

Tras la operación de abdominoplastia en Jaén, es habitual permanecer hospitalizado 1-2 días tras la cirugía. Antes del alta, se revisan las heridas, cambiando el vendaje y se pone una faja especial de presoterapia, firme pero elástica, imprescindible para que se adapten bien los tejidos. Se irá a casa con los drenajes aspirativos y se le dan instrucciones para manejar estos drenajes, usualmente muy fáciles y que por cierto no tienen por qué estar a la vista, pudiendo estar dentro de una bolsa y así se evita su visión.

 

Se suele hacer una analítica en la clínica al día siguiente de la cirugía para evaluar la pérdida de sangre y si precisa seguir con el tratamiento con hierro y vitaminas que se le prescribió semanas antes de operarse. Por lo general se suele tener una pérdida moderada, sobre todo en función de si se asoció liposucción u otra cirugía. Es excepcional la necesidad de hacer una trasfusión, pero sí puede tener una anemia leve o moderada que se trata sólo con el hierro y las vitaminas referidas, que les darán una clínica de cansancio y ocasionales mareos discretos o palpitaciones si se levanta de golpe de la cama o si está mucho tiempo de pie los primeros días. Recuerden, sólo reposo, tomar la medicación y no quedarse solos en casa los primeros días, siendo conveniente que les ayuden a incorporarse al principio. Nada de hacer tareas en casa.

Diagnóstico y primera consulta gratuita
Déjanos tus datos y te llamamos para concertar tu 1ª cita médica gratuita

Acepto la política de privacidad

¿Dónde está Clínica Cocoon?
C/ Camino de Ronda 95, Granada
Tlf. 958 521 238