La Vitamina D: La reina antiedad

Vitamina D

La Vitamina D: La reina antiedad

Los nutricosméticos son muy beneficiosos para nuestra salud y belleza. La mayoría de ellos se basan en los antioxidantes, y hoy vamos a hablaros de la reina de todos ellos: la Vitamina D.

¿Qué es la vitamina D?

También denominada calciferol, la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes y para la absorción del calcio a nivel intestinal. Su deficiencia puede causar osteoporosis y raquitismo.

La vitamina D se puede obtener de dos modos:

  • Mediante la exposición de los rayos solares (UV).
  • Por el consumo de alimentos ricos en esta vitamina, como por ejemplo, la leche y el huevo.

Sus funciones

Una de las funciones principales de la vitamina D es ayudar al cuerpo a absorber el calcio, uno de los minerales esenciales para la formación normal de los huesos. En la infancia se utiliza para producir y mantener el sistema óseo.

  • Desempeña un papel indispensable en el mantenimiento de los órganos. Algunas de las funciones en las que interviene son:
  • Regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre.
  • Promueve la absorción intestinal de fósforo y de calcio a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal.
  • Participa en el desarrollo del esqueleto mediante la contribución de la formación y la mineralización ósea.
  • Interviene en los procesos del sistema inmunológico.
  • Podría tener propiedades antitumorales.
  • Funciones antienvejecimiento.

La vitamina D siempre se ha ligado a la exposición solar pero no es necesario que nos sometamos a largas sesiones. Con quince minutos 3 veces a la semana es suficiente para que sus beneficios penetren en nuestro organismo.

Deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D tiene una relación directa con algunas enfermedades óseas como osteopororis o raquitismo en niños. Numerosos estudios han demostrado que su déficit también está relacionado con otras enfermedades muy importantes como la diabetes mellitus tipo 2, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades autoinmunes y sobre todo algunos tipos de cáncer (leucemia, cáncer de colon, mama, próstata y recto).

Para saber si tienes deficiencia de vitamina D te puedes realizar un análisis de sangre. Este examen nos proporciona un valor y, teniendo en cuenta el rango normal (30-74 ng/ml), podemos saber de forma cuantitativa qué niveles tenemos.

La ingesta diaria recomendada de vitamina D es de 5 microgramos al día, pero es difícil llegar a esta cantidad y muchas personas tienen déficit de esta vitamina. Estos son los motivos:
se encuentra en pocos alimentos, cada vez tomamos alimentos más desengrasados que durante el proceso pierden la vitamina D y si no están enriquecidos carecen de ella en los meses sin sol tenemos muy poca exposición y en los meses de sol nos aplicamos protectores solares.

Los alimentos que cuentan con vitamina D son los siguientes: los pescados azules, el huevo, o alimentos enriquecidos como la leche, los yogures o cereales de desayuno.

Vitamina D

Beneficios de vitamina D

La vitamina D nos aporta energía. La falta de energía está asociada a la debilidad muscular y a la pérdida de fuerza, por lo que si queremos estar en forma, evitar la osteoporosis y cuidar la salud de nuestros músculos, no debe faltarnos.

Otro de los beneficios es nuestra salud dental. Al tomarla tenemos menos probabilidades de perder piezas dentales ya que logra una mejor absorción del calico, lo que es muy importante para nuestra boca y por tanto para lucir una sonrisa deslumbrante.

Tags: